El mito de las zanahorias

Si la zanahoria mejora la vista o no, fue importante para la Segunda Guerra Mundial, cuando el ministro británico de aviación declaró que sus pilotos disfrutaban de una gran agudeza que les permitía abatir a los aviones alemanes desde muy lejos, incluso por la noche, gracias a que comían zanahorias.

Pero en realidad, esto de las zanahorias era un cuento destinado a despistar a los alemanes, ya que los británicos habían desarrollado una nueva tecnología de radar, la cual permitía localizar y apuntar a los aviones alemanes antes de que cruzaran el canal de la Mancha.

De todas formas, las zanahorias tienen mucho sentido en toda esta historia: este vegetal contiene una alta concentración de betacaroteno, precursor de la vitamina A, que es fundamental para una vista saludable. La deficiencia de vitamina A puede provocar ceguera, y por el contrario, un exceso de zanahoria puede poner la piel amarillenta.
Las zanahorias son un alimento muy saludable, ya que también son antioxidantes, ayudan a la secreción de leche materna, previene los procesos degenerativos de la piel y regula los procesos intestinales.

Hay muchos otros alimentos que también son ricos en esta vitamina, como por ejemplo los espárragos, los albaricoques, las nectarinas y la leche.

Lo recomendado es comer una zanahoria cada dos días, lo cual subsana la deficiencia de vitamina A, pero, en resumen, no por comer más zanahorias mejor vista tendremos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario